desaparegudes, ignorades i invisibles

 

Boceto de nuestro ninot de la Falla Arrancapins 2019 realizado por Jose Luis. Texto Lola GAM Arrancapins.
Boceto de nuestro ninot de la Falla Arrancapins 2019 realizado por Jose Luis. Texto Lola GAM Arrancapins.

 

Con este lema emprende su construcción la falla de este año de Falla Arrancapins.

Junto a mujeres infravaloradas, personas fusiladas en las fosas, acalladas…no podíamos ser menos, nosotras, las ignoradas.

La Falla Arrancapins nos da la oportunidad de expresarnos construyendo un ninot relacionado con la salud mental.

La Falla Arrancapins de más de 100 años de trayectoria es conocida por su espíritu crítico y combativo y su hacer esmerado y tradicional.

El año pasado hicimos una ambulancia pica piedra, que no iba “pa alante” ni “pa atrás” como crítica al sistema de atención en salud mental.

Este año seguimos con la campaña y los actos que estamos realizando activistas de todo el estado para denunciar las contenciones mecánicas.

La contención mecánica es una “práctica terapéutica” que dicen se da en última  instancia en los servicios de urgencia, pero ocurre muchas veces, que consiste en atar a una persona a la cama. Una persona en situación de crisis emocional o de alto sufrimiento psíquico. Una persona vulnerable.

Estas prácticas han sido declaradas como tortura y nunca justificables por la ONU.

La contención mecánica es un reflejo del suspenso de las políticas del sistema sanitario en salud mental. Un cambio de paradigma es preciso; respeto y consideración a la voz de los y las pacientes, y a los derechos humanos.

Las alternativas pasan por una mejor y más rápida atención, por la especialización de los profesionales sanitarios y por la inversión en otro tipo de fórmulas ya probadas con éxito en otros países, como las casas de crisis, las habitaciones de confort, el diálogo abierto…

Las contenciones 0 son posibles y las reivindicamos ya.

Además exigimos transparencia y registros de cómo, donde, cuando, quienes y durante cuánto tiempo se realizan las contenciones.

Porque una práctica así no puede tratarse con ligereza, el estar atado a una cama, solo, sin saber cuándo va a acabar esa situación deja graves secuelas durante mucho tiempo. Estas secuelas y traumas son también negados por profesionales que banalizan el uso de las contenciones alegando que no había más remedio.

Este año, aprovechando el lema de la Falla, denunciamos la práctica ignorada e invisibilizada de las contenciones mecánicas, sin olvidar tampoco a aquellas personas que desaparecieron, que murieron sometidas a esta “práctica terapéutica”.

 

Más información y testimonios https://www.0contenciones.org
Más información y testimonios https://www.0contenciones.org

 

Este gran sufrimiento, retratado en nuestro ninot, será quemado en una gran hoguera el 19 de Marzo, día de San José.

El origen de las fallas, dicen, fue de la celebración que hacía el gremio de carpinteros la víspera de San José, donde quemaban virutas y trastos viejos. Hay historiadores que piensan que esta explicación esconde una fiesta pagana y popular que se celebraba por la llegada de la primavera.

En cualquier caso, desde la antigüedad, se ha pensado que el fuego es poderoso y renovador. Nosotras, vamos a usarlo para acabar, de una vez, con TODAS las contenciones.

Porque nos ignoran cuando nos sobre-medican, nos ignoran cuando nos mal-tratan, nos ignoran cuando nos atan.

Porque sería tan difícil pensar que tenemos sentimientos, que existimos más allá de la consulta, que nos ven como esas pobrecillas almas enfermas sin remedio.

Por eso tienes que saberlo.

Tienes que verlo.

Porque esto pasa, sí, nos atan.

 

 

 

Advertisements

Los derechos de las personas psiquiatrizadas duermen tranquilos en otros lechos

bata-munch-001

Javi Ballester Martínez

Imaginaros a una persona con un conflicto interno que contra su voluntad es encerrada en un recinto donde quedan automáticamente suspendidos sus derechos como ser humano.

Que puede ser atada, drogada, o las dos cosas, según el arbitrario criterio de los encargados de su custodia; que será parcialmente escuchada cuando admita que está enferma, y solamente se le pondrá en libertad cuando tenga plena conciencia de esa supuesta enfermedad y sumisión al tratamiento que se le prescriba bajo esas condiciones. Que luego otros profesionales continuando este proceso, siguiendo y admitiendo estas prácticas bajo su responsabilidad (que no exige rendir cuentas a nadie) le digan: ahora “empodérate”, ¡lucha por tus derechos! Siempre bajo el ejercicio del poder establecido por los años de inercia de esta mala praxis, y de creerte en el conocimiento de lo que a esa persona le conviene, lo que necesita; sin ni siquiera hacer un trabajo de restitución de los derechos conculcados anteriormente, que le habrán bajado la autoestima bajo mínimos, que además le habrán hecho perder toda perspectiva de lo que significa tener un trato digno, no digamos ya luchar por una vida digna. Merecería una Gran Ceremonia de desagravio en restitución de su DIGNIDAD; un reconocimiento que invitara a la reflexión para garantizar que no volverán a ocurrir semejantes ignominias.

 

 

 

 

 

La pala

Imagen: Jose Luis Leal, GAM Marítim. Texto: Núria, GAM Arrancapins
Imagen: Jose Luis Leal, GAM Marítim. Texto: Núria, GAM Arrancapins

 

Imagino todos los días que la lluvia despeja mi cabeza y me da fuerza.

Me quito una coraza pesada, que me cuesta en demasía llevarla: es un falso antifaz de pusilánime que no deja entrever mi destreza, escondida en el centro neurálgico de todo mi ser, lista para ser desenterrada poco a poco, cuando haya conseguido crear una pala de hierro y madera que llevará a cabo ese cometido.

La sueño todas las noches, olvidándola al alba.

Es entonces cuando se transforma en espíritus malignos la pala que se debilita inevitablemente para no poder desempeñar el trabajo de cada día que largo espera. Pero sé que es cuestión de seguir en el camino. Que, aunque yo no lo note, de cada cosa, de lo más abominable, se puede forjar un nuevo carácter con el que arribar al puerto de las metas creídas inalcanzables.

Así, llego a la conclusión de que mi realidad no puede ser peor que mi ficción.

 

 

 

 

Excursión a Chulilla

Excursión a Chulilla 2 Diciembre 2018. Texto Nuria GAM Arrancapins
Excursión a Chulilla 2 Diciembre 2018. Texto Nuria GAM Arrancapins

El pasado domingo 2 de diciembre fuimos cuatro miembros del GAM Arrancapins (Antonio, José Luis, Esther y Nuria) a hacer una ruta de senderismo junto al cauce del rio Túria en Xulilla.

Hizo un día genial, de pleno sol. Seguramente por eso nos cruzamos con mucha gente en el camino.

El primer trozo fue mortal, pues era de subida, y tuvimos que parar para recuperar aire en nuestros pulmones.

Luego vinieron unas escaleras altas e interminables que nos depararon una grata sorpresa: dos puentes colgantes que, por lo menos a mí, me dieron una sensación de libertad y belleza impresionante. También fue muy bonita toda la vegetación así como el riachuelo que hallamos por toda la ruta.

Más adelante hicimos otra parada al lado de una especie de balsa.

El colofón del día fue la llegada al pantano de Loriguilla. Otra vez sol, agua reposada y una sensación de paz de incalculable valor. Allí comimos y nos echamos un buen rato antes de emprender la vuelta.

El error que cometimos fue desandar todo el camino hasta el principio de un tirón, al contrario que a la ida, pues acabamos reventados. Justamente, a mí, la que escribe estas líneas, me dio una especie de pájara; menos mal que Antonio arregló el entuerto dándome un buen trozo de chocolate en tableta; he de decir que casi después de acabármelo me sentí renovada.

Para finalizar la visita turística fuimos los cuatro a buscar una cafetería en el pueblo para tomar algo. Íbamos a quedarnos en un bar con terracita, pero al ver que no nos atendían nos fuimos a otro lado. Y los precios, ¡qué precios!, como se nota que se aprovechan de la gente que acude a pasar un día agradable.

Bueno, en conjunto, yo le doy una nota de sobresaliente a esta salida. ¡Y que vengan muchas más! Sí, repetiremos la experiencia una vez al mes a otros sitios que nuestra compañera Esther nos propondrá.

collage chulilla

Otra forma de cuidar(nos) es posible

Charla en Alicante, 30 de Noviembre de 2018 Texto Lola, GAM Arrancapins
Charla en Alicante, 30 de Noviembre de 2018 Texto Lola, GAM Arrancapins

El pasado 30 de noviembre acudimos a Alicante invitadas por La trama terapéutica.

La trama terapéutica es un colectivo de personas profesionales de la salud mental que apuestan por construir una alternativa social y terapéutica ante los problemas sociales y el sufrimiento psíquico.Sus componentes llevan una gran trayectoria en servicios de salud mental y ahora se han unido para potenciar sus ideales en el trabajo de cuidar de las personas desde un punto de vista comunitario y social.

Dentro de su proyecto de acción comunitaria, realizan charlas abiertas al público en general, para tratar temas afines a su quehacer.

Y allá que fuimos los representantes de GAM Valencia junto a otros componentes del Colectivo Dis-Cuerdos a presentar nuestro trabajo.

La charla fue en un café-tetería con un ambiente muy agradable. Esta es una cosa que yo también valoro, sacar la salud mental de las instituciones. Yo no quiero ver más centros sanitarios, ni batas blancas, ni mesas ni barreras entre nosotras y las profesionales. La lucha es de todas, porque todas tenemos salud mental y cambiar la forma de cuidar nos beneficia a todas.

Nosotras estuvimos hablando de lo que es un GAM, o nuestra manera de entenderlo, y de nuestra propia experiencia como componentes del GAM. Yo hablé de cómo se creó GAM Valencia hace ya 1 año y 6 meses, que metodología llevamos, como funcionamos y como nos coordinamos los tres GAM que conforman GAM Valencia.

Luego Esther habló de GAM Arrancapins y lo que había supuesto para ella con relación a sobrellevar su sufrimiento y sus problemas derivados de ello. Esther lo comentaba en otra entrada aquí El GAM para mí Luego habló de las actividades que realizamos en Arrancapins, que sin estar programadas van cogiendo forma: como la realización del ninot en la Falla, las quedadas, la asistencia a charlas, y ahora, las escapadas al monte.

Jose Luis habló también de su experiencia en el GAM Maritim y cómo funcionaban ellos. GAM Maritim se creó a partir de una profesional que hizo de facilitadora durante unas sesiones y después siguieron en primera persona.

Los GAM de GAM Valencia son independientes y cada uno funciona a su manera, GAM Valencia es la red que los recoge para crear lazos, compartir experiencias y poder tener más repercusión social. También GAM Valencia trata de ser la cara impulsora de la creación de GAMs en Valencia. Porque este proyecto nos ha ayudado mucho, creemos en él y queremos que más gente se beneficie de ello.

Luego hablaron Dis-Cuerdos sobre la campaña que llevan de 0 contenciones.

Estuvieron explicando desde un punto de vista “aséptico” lo que son las contenciones, pues mucha gente no sabe hasta qué punto son comunes estas prácticas; cómo, dónde, quien y para qué se realizan. Escuchamos con atención y claro, la cosa derivó en un debate incendiario sobre el tema.Había mucha gente allí que había sufrido o sufría y todos los asistentes se sintieron conmovidos y removidos con el asunto.

El evento tenía que acabar, no sin sus charlas posteriores y puestas en común.Nos vinimos con una agradable sensación de sentirnos escuchadas, valoradas y de ver que nuestros proyectos interesan y pueden crecer y llegar a más personas.

Yo estoy especialmente impresionada al ver que hay profesionales con esta sensibilidad, que quieren cambiar la noción de tratar a las personas con problemas de salud mental, que realmente creen en que otra forma de cuidar, de cuidarnos entre todas, es mucho más efectiva y más gratificante.

A la gente de la Trama, les deseo mucha suerte en su proyecto, y les agradezco que hayan compartido con nosotras esta experiencia. Ahora solo falta invitar a La trama a que vengan a Valencia y nos hablen de su forma de entender todos estos conceptos. Yo estoy especialmente interesada en el Acompañamiento Terapéutico, pues pienso que es una herramienta que puede funcionar muy bien para la personas con sufrimiento alto, sobre todo cuando nos da por encerrarnos en nosotras mismas y no queremos aceptar la ayuda de los demás, porque quizá no necesitamos ayuda, sino que nos acompañen y nos apoyen.

Gracias por escuchar (nos). Las personas con problemas de salud mental no hemos tenido voz durante mucho tiempo, pero es que, ¿realmente se nos escuchaba?

 

Página web de la Trama Terapéutica

Vídeo de la charla

Crónica del 10 Octubre

3 Alicia hablando+++
Foto Toni Youani, Colectivo Imaginave. Texto Jose Luis Leal, GAM Marítim

Días como este son los que te activan para seguir adelante en nuestro camino de concienciar a la sociedad sobre los problemas asociados a nuestra enfermedad mental.
El sistema tiene mucho que decir en cuanto al comportamiento hacia nosotros, determinando nuestra calidad de vida. Me refiero a que el desconocimiento lleva al miedo o a actitudes violentas contra nosotros que no ayudan en absoluto a que podamos llevar una vida de calidad, más bien todo lo contrario.
Es por esto que optamos en GAM Valencia y Orgullo Loco Valencia en dedicarle este día de la salud mental al tema de las contenciones mecánicas. Con el lema “0 contenciones” informamos sobre los aspectos negativos de esta fea costumbre que aún existe y que no poca gente considera como necesaria.
En el stand de Tejiendo Vínculos por la mañana informamos sobre este asunto a quien quería acercarse a conocer de primera mano esta problemática. Allí les contamos que las contenciones mecánicas son la solución de quien no sabe qué hacer, o de quien no tiene interés en ayudar al enfermo. En hospitales psiquiátricos, asilos y cárceles se practica la contención mecánica para controlar de mala manera al enfermo mental, como si fuera un bicho raro. Aquí se demuestra la falta de sensibilidad y la falta de interés por curar, o al menos ayudar al enfermo.
Este stand fue un éxito relativo, al menos nos movilizamos con ilusión para darnos a conocer, para que vean que somos personas normales que no necesitan ser atadas.
Por la tarde realizamos la concentración en el mismo lugar de la Plaza del Ayuntamiento, con nuestras pancartas 0 contenciones, y reunimos amigos y simpatizantes para continuar con la visibilizacion de la problemática mecánica. Alrededor de cien personas asistimos, y tras desplegar los mensajes, nos acordamos de todos aquellos que no podían estar con nosotros.
Así transcurrió todo un día de manifestación pública que se continuará el día 27 con la manifestación, bajo el mismo lema.
De esta manera, poco a poco vamos acercándonos más a la gente, para informarla, porque la información es poder, el poder de cambiar las cosas para que podamos vivir mejor.

ESTO ES UN SIMULACRO (QUE NADIE SE OFENDA EN VANO) por Javi Ballester Martínez

CARA JAVI JPG

Llegó ante él con ése miedo a lo desconocido metido muy adentro, pese a la externalización de las manifestaciones, pues, un elemento extraño, extranjero, se había instalado ahí alterando su comportamiento, convirtiéndole en algo poseído por fuerzas incontrolables a las que obedecía como el sediento acata las palabras de quien le indica dónde está el pozo de agua en el que calmar su sed, sin pensar que esas voces podrían ser creadas por la necesidad, producto del sinsentido, respuesta humana a ése otro aparente absurdo en el que la vida deviene para todo aquél que choca contra el muro levantado por el imperio de la razón o cordura, el concepto de normalidad que nos intenta colonizar, esclavizar, confinando a veces nuestras vidas, limitando nuestro espacio vital, ahogando los gritos de liberación que pugnan por encontrar una vía de escape por donde encauzar tanto desencuentro de nuestro inerme ser, nuestra indefensa naturaleza, esencia, con la llamada realidad, esa razón de otros, que ha dejado de ser la nuestra.Tú no podías saber de sus motivos, carecías de todos aquellos elementos con los que poder formar un juicio de valoración de ése estado abrumador de nervios expectantes como buscando la ocasión para saltar incontrolados ante toda real o imaginaria situación de provocación ajena a la razón que la sinrazón contiene en su interior; ella, la razón propia, se apropia (aunque solo pretendía salir del confinamiento al que se veía sometida y respirar), cae en el ansia de intentar demostrar con sus pobres medios de expresión, desde la impotencia de un idioma incomprensible para el común de los mortales, lo que le pasa; solo eso quería Él, pero no supiste verlo: tu ejercicio de responsabilidad intentando poner límites a lo que vives como el desbordamiento de una presa que puede arrasar todo lo que a su paso encuentra, ahogando también a la persona que lo provoca, después de haberse llevado a unas cuantas más por delante, a ti y a tu personal en último término, te obliga a actuar rápido en tu idioma de profesional incuestionable desecando el área de influencia de la presa desbocada, no dejando indicio de su crecida, ignorando qué la llevó a esa altura; sin caer en la cuenta de que esa lengua propia que empleas entraña el extrañamiento de su persona, del camino de ida, o quizá de vuelta (una vez, a su tiempo, incorporada la experiencia a su existencia) hacia el resto de Su Vida; poniéndole los grilletes que arrastrará en adelante, que obstaculizarán su paso sin futuro, casi sin presente diría, por la vía estrecha (como un hilo delgado que apenas si se ve), del diagnóstico de una supuesta enfermedad, de la cual, además le pedirás que tenga conciencia, para adherirse al tratamiento que tú consideres oportuno, sin consultarle ni contar con Él: ése trío de ases frente al que pierde definitivamente la partida de Su Vida, al carecer de jugada con la que contra atacar porque nadie piensa en ti, en nosotras a la hora del reparto de naipes; más bien nos dejan fuera de juego permanentemente (a quien le guste el fútbol dirá outside con el uso de la terminología que emplea siempre el club de los entendidos para con los de su círculo, pues son muy suyos), otros deciden la jugada que para ti, para mí, puede ser fatal, una sentencia de muerte en vida.

NAIPES JPG

Sí, esto es una pequeña muestra simulada que podría servir a una situación real, o no, pero eso ya no depende de mí, el autor del simulacro sobre una trama verosímil, con personajes creíbles; se subordina a esa mirada que evalúa, estima, aprecia cada situación desde la serenidad de la persona que asume su compromiso con la competencia profesional que la gravedad de cada caso requiere, sin juicios previos, desde la empatía que despertó con la conciencia de saber que cualquiera puede ser ése Yo alienado del contexto; apostando por una aproximación al ser sufriente desde la acogida que transmite tranquilidad, silencio, quién sabe si hasta confianza para un futuro (inmediato) trato, más allá del tratamiento; no generando violencia ante la vulnerabilidad de alguien que en su confusión puede mostrar apariencia agresiva, puede llegar a ella por provocación (no  consciente, no se culpe a nadie), añadiendo desencuentro al por mayor al mismísimo desencuentro: el de un humano frente a sí mismo en la isla de una emoción única que lo identifica como tal, que lo puede con tu ayuda, quizá, llegar a perder como tal.

Como digo es un supuesto, sus causas pueden ser variadas: paternalismo (consciente o no), creyendo que un diagnóstico de discapacidad incapacita a una persona (pues de ello qué pensaran los ajenos al tema); presbicia o vista cansada, después de largos años cumpliendo tus funciones; inercia profesional (las cosas siempre han sido así) desde la tradición más rancia; creer firmemente en tu trabajo sin cuestionarlo: ¡porque funciona!, aún en ausencia de resultados: es un mal crónico, solo se contemplan paliativos. Os lo cuento, como un cuento, desde mi humilde (que no modesta) posición de ex humillado; añado como recordatorio que desde esta posición se está siempre en disposición de seguir aprendiendo muchas cosas, frente a la postura del que “todo lo sabe”, y en consecuencia: ya nada le cabe.

*Pero esto no es un cuento: Andreas F. G. de 26 años, murió el año pasado atada a una cama en el HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias)por las complicaciones de una meningitis linfocitaria no diagnosticada. Su culpa: pese a no tener antecedentes psiquiátricos, en su familia, sí los había, y el cuadro de agitación que presentaba fue asociado a estos, sin que se hicieran más comprobaciones. Diréis que fue una negligencia (esas cosas pasan, por triste que nos parezca): pero el trasfondo del caso es que “todavía” hay quien cree en la transmisión genética de las “enfermedades mentales”; que un estado de agitación precede a una reacción violenta, por tanto procede contener mecánicamente a la persona que lo sufre; además: os habéis preguntado alguna vez la imagen que se crea en la sociedad de unos “enfermos” a los que se les suspenden sus derechos “por su bien” y la tranquilidad de los demás, “porque nunca te puedes fiar”; y la autoestima que le puede quedar a una persona después de un tratamiento  coercitivo.

A modo de P.D. os digo: En los casos supuestos y no, cabría: Una catarsis de la mirada para tener otra visión “más acá” del estigma.

(Os pido para acabar, silencio, cargado de reflexión: por tanto; por Andreas, y por tantas y tantas)

 

*Fuente historia Andreas “La nueva España” Asturias. Miércoles, 25 de julio de 2018.