NOTICIAS DE HOY MARTES 26/04/2022

La lectura de una persona con diversidad funcional, ¿es real o irreal? En el pasado esta pregunta estaba fuera de lugar. Sin embargo, ahora sigue presente.
Pertenezco a dos clubs de lectura, una del Grupo de Ayuda Mutua y otro de la biblioteca donde estoy empadronado. En ambas me siento identificado y colaboro en la medida de mis posibilidades. Desde que acabe el COU, no tenía capacidad, coraje ni ganas de escribir un artículo, creo que un club de lectura abierto y dinámico es un punto de encuentro donde la cultura y la mente se coordinan, ya sea para leer novelas, poesía, teatro o una rama técnica. Lo importante es leer y en lo posible entender o suscitar la excitación suficiente que te haga un ávido lector, no de una, sino que te enganches a este sano vicio que es la lectura.
Yo disfruto leyendo ensayos, no solo español, francés, inglés, portugués…
las generaciones anteriores entendieron que dejar un legado cultural era importante no solo por honor, sino también dejaron manuscrito la voz de un pueblo, el español.
Las novelas que leemos normalmente nos hacen preguntarnos a nosotros mismos sobre nuestro estado actual de salud y nuestros compromisos de acabar de leer el libro, nos ofrecen un amplio y variopinto panorama cultural.
Yo soy feliz con un libro entre las manos y las novelas variadas que eligen son cada una de un palo.
Decía en una conversación de radio Grande Marlaska «la democracia no consiste en escuchar aquello que te gusta, sino escuchar también la verdad que no es de tu agrado» creo tiene razón.
La lectura hábil, vivaz, corrosiva, que plantea cuestiones, no siempre es mordaz, pero crea un halo de luz de esperanza de que volverás a leer otro libro y así sucesivamente, otro, otro y otro.
Los libros los ofrecen los participantes y suelen ser del agrado de todos.
Os animo a seguir y continuar leyendo camaradas, compañeros, amigos, y solitarios… en la lectura se viaja como Peter Pan al país de nunca jamás.
Os aconsejo la cultura como vehículo que transmita unos valores que serán vuestro futuro y el hilo de vuestra juventud o madurez. Leer es sano y reconforta el alma.
80 días necesito William Fogg en recorrer el mundo, ahora con la World Wide Web se tardan segundos.
El placer de la lectura, horas de viaje sin más equipaje que una ligera maleta.
No quisiera acabar sin dar las gracias al Grupo de Ayuda Mutua por su labor callada y solitaria y en muchos casos, como yo mismo, nos dejamos los cuartos en un paquete de papel que no sabemos dónde nos conduce.

Atentamente
Fran Manuel Llorens

El metro

Lidia Cárdenas
 
Un huracán
Eléctrico
Aúlla
Insidioso
Llora y escupe.
El terror.

Una rabia material
Metálica
Mórbida
Miserable

De lo oscuro, la violencia
Y el llanto que nadie asiste
Nos engulle. 

Y, sin embargo,
Hubo un destello
De seducción.
Esa melodía familiar. 

La escápula imantada 
En matrimonio de raíles

Casi caes
Casi te dejas
En lo negro
Y fugaz
Y ya nada
Y solo 
El huracán. 

(Crujir de huesos)

Lidia Cárdenas 

AMIGO AMIGA

Foto de Personas creado por jcomp – www.freepik.es
Aquella persona que
De verdad te quiere
En su vida, te
Incluirá en ella sin
Que se lo pidas

Define lo que es la amistad, hacia otra persona, sea mujer u hombre. Hay un dicho que dice, que los amigos los puedes contar con los dedos de una mano, es un poco drástico, pero viene a decir lo difícil que es encontrar un amigo de verdad, con todo lo que ello supone.

La amistad es muy bonita. Llegas hacer cosas por un amigo o amiga, que incluso no haces ni harías por miembros de tu familia. Las vivencias que puedes llegar a tener son increíbles, en todo tipo de aspectos. Pero para llegar hasta ese compromiso se requiere un grado de madurez, aunque algunos de los mejores amigos son los de la infancia, siempre con algún matiz.

Si por circunstancias de la vida tienes que compartir situaciones, a veces un poco fuera de normal y solo tienes a tus amigos o en ese momento conocidos o compañeros, los vínculos pueden llegar a ser indestructibles, creando una amistad a veces incapaz de imaginar ni en sueños.

El amigo o amiga, es uno de los pilares con los que muchos de nosotros nos mantenemos en esta vida.

Hay un tópico que cuantas veces hemos oído decir a la gente, mis padres son mis amigos o mi pareja antes de nada es mi amigo o amiga.

Yo tengo amigos de una etapa de mi vida, que nos mantenemos en contacto, y han pasado los años y seguirán pasando años, pero nunca podremos decepcionarnos ni permitiremos que otros lo hagan.

Ángel

La vela

https://www.freepik.es/
Cuando el invierno frío trae consigo sus más terribles ataques, el sol del interior se apaga como una pequeña vela, a la espera de que una brizna de viento avive su llama y resplandezca como un sol alumbrando el deseo de vivir.
Vivir en un mundo hipócrita y corrupto, donde todo ha de ponerse en duda y repensarlo.
Héroes de la vida que luchan en silencio y a gritos un cambio de paradigma para dejar un mundo mejor a los que están por venir.

Fina G

Del «abuso de las medidas de coerción» y otras cuestiones

El pasado 13 de octubre tuvimos una reunión con Dña. Elena Albert (Dirección General de diversidad funcional y salud mental de la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas)

Se da curso a la reunión después de nuestra petición para resolver dudas sobre la nueva Ley 8/2021, de 2 de junio, por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica.

Aquí tienes la publicación en el BOE de la Ley:

Y aquí en LECTURA FÁCIL, editada por la Asociación Española de Fundaciones Tutelares y Plena Inclusión:

Nos centramos sobre todo en las compañeras tuteladas por la administración, ya que son las que dependen de esta Consellería. A grandes rasgos, a partir de ahora se van a revisar todas las tutelas de las personas. Hay un año en el que se podrá solicitar de propia iniciativa al juez, y, un periodo de tres años para revisarlas todas de oficio. Nos preocupa el gasto que este procedimiento pueda tener (abogacía, notaría…) Dña. Albert nos comenta que se están reuniendo las administraciones para valorar este punto.

Le comentamos nuestra preocupación porque las compañeras tuteladas por la administración no sepan dónde ir o cómo iniciar el procedimiento. Nos dice que las personas que ostentan la tutoría van a iniciar los procedimientos con los/las trabajadores sociales del IVASS según las necesidades de estas personas. (Puntualizamos aquí que es “según la voluntad”, no según las necesidades, tal como dice la Ley.)

Le transmitimos nuestra inquietud de que si las compañeras que están en residencias, no quieren estar allí, evidentemente, no se está respetando su voluntad. No están eligiendo dónde vivir. Dice que a partir de ahora será más difícil ingresar a una persona en contra de su voluntad. Le hacemos ver que no existen suficientes recursos como para que las compañeras tengan opciones/alternativas a la institucionalización. Nos dice que sí, que su administración aboga por la creación de recursos comunitarios en este sentido. Para ello están creando más viviendas tuteladas y ha creado un nuevo servicio en funcionamiento desde julio en los municipios que ya lo han puesto en marcha (Valencia no) que se llama Servicio de Apoyo y seguimiento (SASEM) Este servicio lo dará Servicios Sociales del Ayuntamiento en colaboración con las Unidades de Salud Mental para proveer de los apoyos necesarios a las personas con Trastorno Mental Grave.

Volviendo al tema de las compañeras institucionalizadas le comentamos la preocupación que tenemos de que no se vaya a cumplir su voluntad en los recursos residenciales y que no vayan a acabar las medidas coercitivas. Además le informamos de que, en la práctica, en algunas residencias y viviendas tuteladas son los profesionales quienes administran el dinero de los/las residentes, cuando debería ser el curador/a, tutor/a. (dice que esto no debería ser así)

Aquí le comentamos nuestra preocupación por la vulneración de derechos que se da en estos espacios de encierro y la campaña que hicimos al respecto. Nos dice que ante casos concretos de, sus palabras, “abuso de las medidas de coerción” presentemos una denuncia formal ante la Dirección general, que eso llega automáticamente y genera un proceso de inspección. Dice que es importante centrar las quejas en casos concretos, que es lo que les permite actuar.

Para ello hay que presentar un REGISTRO DE ENTRADA DEPARTAMENTAL en el PROP dirigido a la Dirección General de diversidad funcional y salud mental y a Inspección de la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas, que mejor si presenta la queja o la denuncia el interesado/a o un familiar.

En caso de que estés sufriendo coerciones o coacciones (abusos, castigos…) y no te atrevas a ir a denunciar, ponte en contacto con nosotras y te acompañaremos o pondremos la queja por ti. Manda un mail a apoyomutuovalencia@gmail.com o un WhatsApp al teléfono 674.41.91.56

Así mismo si tienes alguna duda de cómo va a cambiar tu situación ante la aprobación de esta Ley, puedes comentarnos e intentaremos resolverlo contigo. No sabemos tanto, pero lo que sabemos se comparte.

Cuídate compa.

Emancipación y reparación

Todas las personas con diagnóstico en salud mental sufren estigma y discriminación. No hay excepciones.

Se debe a que desde la puesta de la etiqueta ya se estigmatiza hasta en la institución sanitaria. Una etiqueta establece diferencias, y cuando esas diferencias son clasificadas por buenas o malas es lo que genera un problema donde no lo hay. Esto termina generando desprotección y marginación en la sociedad a causa de los prejuicios y estereotipos que llevan a la incomprensión y rechazo.

Esto implica hacer de las personas que conocemos que tienen un diagnóstico en salud mental sean privadas de su capacidad, de derechos y esta ruptura marca a toda su vida.

Así que no es tanto la enfermedad/crisis, como el problema que tenemos de estigma.

La etiqueta tiene tanto poder como se le asigna entonces a la institución médica, como poder tiene para la exclusión social, y el hecho de que la institución médica como la educativa sea reproductora de relaciones jerárquicas insanas basadas en el poder y la opresión. Y esto replicado en toda la estructura social allá donde se mire.

La etiqueta tiene el poder que su significado contenido tiene en tanto que la relación a la violencia, la peligrosidad, la incompetencia. Que refleja en verdad la carencia de información y conocimiento de toda la sociedad, que con estereotipos se empujan reforzándose grupalmente a actitudes prejuiciosas sin pensar si es real lo que generan en imaginario que son los estereotipos. Responden aislando y evitando a los que creen diferentes y añadiéndole el tinte de peligroso.

Eso refleja el otro lado de la etiqueta, que es privar a otros de derechos porque tú los ves de manera inadecuada proyectando en ellos ideas equivocadas. Refleja la exclusión social como la carencia de oportunidades que tiene una persona en su participación, para contribuir pero también para tener.

La exclusión social intensifica el estigma. La violencia en sus diferentes formas. Las personas con un diagnóstico en salud mental, caen más en la pobreza. Son más violentadas. Dificulta el acceso a la vivienda y a servicios. Y finalmente riesgo en muerte prematura y discapacidad.

Conforme alguien recibe un diagnóstico en salud mental, sabemos todos que vamos a ser rechazados si lo contamos, que habrá consecuencias y represalias de algún tipo en nuestra vida. Evidentemente la respuesta directa es la ocultación y desde el silencio también se cocina el autoestigma. Asumimos la realidad que vivimos y es que otros nos hacen de menos y nos discriminan por ello, no es solo una percepción individual. Así que si tengo problemas los oculto hasta que ya son muy evidentes y en especial para buscar trabajo. El miedo lleva a ello y ello lleva a desconfiar y temer a los demás. El miedo a que se sepa, porque nadie quiere que sea un motivo de rechazo, violencia, discriminación, etc. Para no confirmarlo.

Esto termina afectando a la autoestima por muy capa de superhéroe que uno se vista y sigue limitando la vida.

De la etiqueta a asumirse enfermos, hay todo un proceso que va en contra de la recuperación. Porque ni pensar en un movimiento más emancipador. Chocante frente a una población que aún cree que las personas con problemas en salud mental, supone un riesgo para el resto, “los que no son de riesgo”. ¿Qué debería pasar según ellos?. El histórico encierro. Es decir no los dejaría libres, no los contrataría para un trabajo, no le alquilaría una vivienda. No respetaría sus derechos.

El peso de las creencias que generan la vida emocional, comportamental y social es demasiado grande. Es más, muchos no reconocerán abiertamente que realmente tienen dudas de si deben gozar de los mismos derechos que tienen ellos frente a los “otros”.

¿De quién es el problema?.

¿Y quién es el gran multiplicador de esta dinámica aniquilante? Los medios de comunicación que actúan como refuerzo de la visión estereotipada y rechazante. Reforzando que la violencia y el castigo es el ADN de los problemas de salud mental, y que no cambian. En los tipos de términos que se usan y la forma en que se descalifica a las personas aumenta los estereotipos de peligrosidad, impredecibilidad e irresponsabilidad y perpetúa el estigma.

Y al final la tarea es la de siempre: modificar el imaginario social. Dejando de generar ideas que aumenten los mitos y prejuicios que causan estigma. Dejando de participar de. Y por otro lado ser productores conscientes de experiencias que favorecen actitudes y comportamientos horizontales, al margen de relaciones discriminatorias, de poder y de opresión.

De lo que necesitan recuperarse las personas con diagnóstico en salud mental es de una crisis. De lo que necesita recuperarse toda la sociedad es de los estereotipos, el estigma, el rechazo, la discriminación y la violencia. Digo yo que igual si la sociedad se pone a sus temas de recuperación que suspende cada vez, y las personas con un diagnóstico en salud mental se pueden quedar tranquilas recuperándose de la crisis, podremos tener espacio para la emancipación de este entuerto de vida violento. Sin dejar de un lado la tan necesaria reparación que debe vivirse también de una forma horizontal.

Mariangel

ConcentrAcción 10 octubre

Orgullo Loco Valencia

Convocamos concentración en el » día de la salud mental » el 10 de octubre a las 12 am en la puerta principal del Hospital General. Queremos visibilizarnos y denunciar la vulneración de derechos humanos que sufrimos por parte del sistema de salud mental, encierros en unidades de funcionamiento carcelario, las contenciones mecánicas (atar), la
sobremedicación, el aislamiento, los tratamientos sin consentimiento o información suficiente, los
ingresos involuntarios, las violaciones de nuestros derechos sexuales y reproductivos, la Terapia Electro Convulsiva …son solo algunas de las prácticas que añaden sufrimiento a
nuestro sufrimiento, que limitan nuestra vida y nos condenan a una existencia “de segunda”. Además el estigma, el rechazo social, la falta de comunidad y la concepción capitalista del trabajo nos aboca a situaciones socio económicas difíciles de abordar.
Por ello pedimos tu apoyo.

Nos vemos el día 10, que se oiga nuestra voz y luchemos por las nuevas generaciones.

Frente al sistema psiquiatrizante, dignidad y derechos humanos ya!!

Sense títol, Aure Lerma

Olore el teu cabell d'espígol i romer i taste llepant-me els llavis els teus besos de mel i t'acarone amb els dits la pell, esborronant-me de plaer i et veig a cada batec de parpelles i escolte simfonies quan parles amb la teua tendra veu omplint el silenci d'aquesta solitud tan plena de tu.
T'olore, te taste, t'acarone, t'hi veig i t'escolte. Els cinc sentits als quals s'afegeix un apéndix, saber que els puc fer servir perquè he tengut el privilegi d'existir. Gràcies.

Aure Lerma
25/07/2021

Me violentaron, Maria Elena

La violencia institucional sanitaria volvió a pasar.

Por diagnóstico en salud mental u otro motivo que entrara en contacto con el sistema insanitario,
Volvieron a violentarme.

Llevo desde el día 8 sin dormir bien, o dormir demasiado, sin apetito, sin ganas de vivir, de querer matarme y matar.

Doliéndome emocionalmente los ojos, sintiéndolo ahí.
Doliéndome todo el dolor, por dentro de todo el cuerpo.

Pesadillas.
Voces.
Alarma.
Reconozco esto, sé que son secuelas psicológicas.

No es la primera vez que me violentas.

Necesito ir corriendo a mi psiquiatra para que me dé medicación por que pasan los días, y pasan doliéndote viva.

No se va el dolor, duele respirar.

Haga lo que haga, haga o no haga.

Duele llorar, duele hablarlo, duele rabiar, duele callar, duele el silencio, duele el aislamiento.
No hay salida ni alivio.

No puedo ir a mi psiquiatra, es volver al sistema insanitario y va a volver a pasar.
Por que lleva pasando 36 años.

Me violentaron,
Volvió a pasar.
Ya no se puede más.

Nota de la autora: el presente poema va a ser trasladado a diferentes espacios en primera persona en salud mental o donde exista alguna persona en apoyo mutuo solicitando su difusión por que es lo que me aliviaría ahora un poco.
Se ruega se cuelgue de forma sostenida en el tiempo en webs o blogs ya que en redes sociales se pierde la publicación.
Se ruega se respete el pseudónimo.

¿Hay alguien ahí fuera?

Foto de Fondo creado por bedneyimages – www.freepik.es

¿Qué se siente cuando, de repente, te ves atada a la cama de un hospital de pies, manos y cintura?

¿En qué piensas mientras esperas que alguien entre por la puerta y te diga lo que está pasando?

¿Cuentas? ¿Cantas? ¿Rezas?

Nuestra compañera lo describe así en su poema, Orgullo Loco:

Quiero pensar que estás al otro lado de la puerta

porque te llamo y no respondes

pasan las horas y no vienes

Quiero pensar que estás al otro lado de la puerta

"tienes en los ojos girasoles y cuando me miras soy la estrella que más brilla"

Entre el techo y el suelo,

aquí no sale ni se pone el sol,

no hay hambre ni frío.

Me meo-háztelo encima-no puedo

"tienes en los ojos girasoles y cuando me miras soy la estrella que más brilla"

Lo sé: estás ahí fuera

Lo sé: en cualquier momento entras

Me meo-háztelo encima-no puedo

mi pie izquierdo

mi pie izquierdo

mi pie izquierdo

"tienes en los ojos girasoles y cuando me miras soy la estrella que más brilla"

mi pie izquierdo

fuego

mi pie izquierdo 

fuego

FUEGO

Las contenciones mecánicas «práctica de inmovilización terapéutica», es decir atar a una persona a la cama, no son cosa del pasado. Siguen dándose en las plantas de psiquiatría de este país, así como en otros entornos considerados de «cuidados» como centros de menores, CIES, prisiones o residencias.

El personal profesional y político sustenta el discurso de que solo se da en casos extremos, cuando no hay alternativa. Esto no es así. Se da en muchos casos por causas no justificadas, y, SÍ EXISTEN las alternativas. Además no hay claridad en los datos del número de veces que se practican ni de las supuestas respuestas en el paciente.

Porque las contenciones mecánicas son tortura, dejan graves secuelas físicas y psicológicas que duran mucho tiempo y hacen desconfiar para siempre a las usuarias de los servicios de salud mental.

El que aún se ate a la cama en este país dice mucho del nivel de la atención de salud mental que estamos dando… ¿Hay verdadero interés por el cambio?

Para más información puedes visitar la página del Colectivo Lo Común 0 contenciones https://www.0contenciones.org/ dónde dan información y testimonios para sensibilizar.